Cómo ser feliz con tres simples reglas, por Mario Luna

Afrontémoslo. La palabra “felicidad” tiene un serio problema: ha sido víctima del abuso. Especialmente, por parte de auténticos imbéciles.

Sin embargo, si definimos la felicidad como un estado prolongado en el que predomina la ilusión, la calma, la seguridad y otros sentimientos y emociones deseables, automáticamente deja de ser algo platónico.

Y se convierte en una meta alcanzable. Tanto, que la fórmula de la felicidad existe. Y es extremadamente simple.  sigue leyendo…