Cómo cambiar el mundo

Cómo salir de la crisis económica y política

Cómo cambiar el mundo desde casa, por Mario Luna

¿Cómo salir de la crisis económica y política que atravesamos? ¿Cuál es la mejor forma de influir en el gobierno y de lograr que éste vele por el interés de los ciudadanos? ¿Qué se puede hacer para que los medios de comunicación dejen de manipularnos y de ofrecernos contenidos de tan baja calidad?

Muchas cosas.

Pero la medida más eficaz de todas está en tu mano, la puedes implementar ya mismo y no va a costarte nada. Es más, lejos de suponer sacrificio alguno, sólo va a mejorar tu vida mientras tú mejoras el mundo.

¿Curiosidad? Adelante, abre el siguiente vídeo y dale al “play”.

Ahora que ya has escuchado atentamente mi discurso, quiero aprovechar para aclarar algo a todos los amantes del activismo político: estoy a favor de que nos movilicemos, pero…

…implicarse a fondo en la política sin haber madurado antes como ser humano es como darle armas a un niño.

Igual tienes suerte y el niño sólo usa las armas para defender el bien y la justicia, pero lo más probable es que —creyendo que hace precisamente eso— acabe completamente manipulado.

Es decir, por supuesto que el activismo político tiene efectos (y si no que se lo digan a quienes participaron en la revolución francesa). Los tiene incluso en su expresión más simple: el voto. Ahora bien, dicho activismo sólo ofrece garantías de cambio favorable cuando la ciudadanía tiene un criterio suficientemente desarrollado.

Y esto no es algo nuevo, sino un fenómeno que se viene dando desde la primera democracia griega, como bien supieron aprovechar los sofistas y demagogos hace milenios.

¿Estoy por ello en contra la democracia? No. Estoy por la democracia de calidad. Como expresé recientemente en un tuit:

Porque, como tanto insisto en el vídeo:

Los políticos son el reflejo de su sociedad.

La naturaleza misma de la política en democracia los obliga a serlo. Ellos “venden” y nosotros “compramos”, por lo que:

Los políticos son el producto; y sus votantes, el consumidor.

Y como en todas las relaciones entre productores y consumidores, la oferta ha de adaptarse a la demanda (aunque esta en cierta medida también se adapte a la oferta). Cuando entendemos así la política, nos damos cuenta de que ésta queda sujeta a una ley más amplia, aquella que yo llamo la ley del guante:

El productor es el guante y el consumidor la mano a la que éste ha de amoldarse.

En este sentido, llamamos “productor” a cualquier persona u organización que nos ofrezca algo sobre lo que podemos ejercer una decisión de consumo. Y lo hacemos en su sentido más amplio: fabricantes de bienes, proveedores de servicios, productores de alimentos, creadores de contenidos culturales, ofertadores de programas políticos, etc.

Porque —aunque quizás se nos haya ocultado o quizás no hayamos querido reparar en él— la verdad es que:

El poder que podemos ejercer a través de nuestras decisiones de consumo es “el elefante en la habitación”.

Claves para salir de la crisis y cambiar el mundo
A veces, la solución se encuentra tan cerca de nosotros que nos falta perspectiva para verla.

Está ante nuestras narices, pero no lo vemos. Pero ese “elefante” es real y se encuentra en la raíz de las relaciones causales que rigen nuestra sociedad. De ahí que…

…si ejerciéramos inteligentemente este poder, las consecuencias serían inconmensurables con un coste mínimo para cada uno de nosotros.

Sin sangre, sin revoluciones y sin consagrar nuestras vidas a causas que probablemente acaben en nada.

Por ejemplo, en el vídeo aludo a cómo en los medios se habla de corruptos, en lugar de debatir sobre cómo atajar la corrupción. Pues bien,

¿qué pasaría si estos programas se quedasen sin audiencia cada vez que no nos ofrecen algo constructivo?

Extiende esto a todos los ámbitos de nuestro consumo y podrás visualizar cómo, de forma automática, las principales lacras de nuestra sociedad se irían autocorrigiendo.

Y ejercer este poder es tan sencillo que casi —si no fuera tan trágico el hecho de que no lo hagamos— da risa: para hacerlo, simplemente tendríamos que preguntarnos:

¿Qué me aporta esto a mí o a la sociedad en su conjunto?

Y si la respuesta es “nada” o “poco”, reaccionar con un “a otra cosa, mariposa”. Es decir, tomar una decisión de consumo acorde al beneficio que dicho “producto” nos ofrece.

Sólo adoptando esta actitud, los científicos, los emprendedores, los visionarios y todas aquellas personas cuyas contribuciones para todos nosotros son enormes irían pasando a un primer plano social, mientras los faranduleros y papagayos mediáticos que a día de hoy acaparan nuestra mirada se disiparían del foco público como una neblina con los primeros rayos de sol.

La industria alimentaria empezaría a producir comida saludable. Las empresas energéticas apostarían cada vez más por la vía renovable. Las guerras serían un mal del pasado y los niños de mayores querrían ser…

¡¡¡Elon Musk!!!

Bien, paro ya. Me reprimo porque no quiero que me llames utópico.

Pero lo cierto es que, si analizas cuidadosamente conmigo la reacción en cadena que tendría lugar si de un día para otro todos nosotros comenzásemos a tomar decisiones de consumo inteligentes, probablemente llegues a la misma conclusión que yo:

Los cambios se sucederían como fichas de dominó y la transformación positiva que presenciaríamos es casi inabarcable para nuestra mente.

La clave para cambiar el mundo
Nuevas decisiones de consumo provocarían una reacción en cadena sin precedente.

Porque, tal y como yo lo veo, ese poder existe. Ya que, al final:

Los productores son el niño. Los consumidores somos los padres y podemos “educar” a la criatura con un sistema de “castigo y recompensa”.

¿Recuerdas lo que te dije en el vídeo?

Al consumir, premias y castigas; incentivas y desincentivas; creas y destruyes.

Así que, hazlo de forma inteligente. Pues —como ya te he explicado— el cambio:

  1. Empieza por ti y por mí.
  2. Depende de nuestras decisiones de consumo.

Porque consumir jamás fue el problema; el problema siempre ha sido hacerlo mal. Citando una publicación reciente en mi página de facebook:

¿Me explico?

Vivir en una “sociedad de consumo” no causa nuestro malestar, del mismo modo que el hecho de que haya una mano bajo el guante no causa la deformidad de éste. Es cuando la mano misma falla que el guante adopta formas extrañas.

Por eso, abraza el egoísmo (el egoísmo ecológico, del que tanto te hablo en el libro Psicología del Éxito) y constrúyete.

Cuanto más crezcas, más inteligentemente consumirás. El netkaizen te obligará necesariamente a desarrollar una mayor inteligencia integral y una cosa llevará a la otra de manera inevitable.

Por cierto, ¿qué decisión de consumo vas a tomar con este artículo? ¿Crees que debería pudrirse en el olvido o que, cuantas más personas lo lean, entiendan y debatan sobre ello el mundo será un lugar mejor?

En tu mano lo dejo, crack.

Un abrazo.

Mario Luna.

Y AHORA… ¿QUIERES HACERTE IMPARABLE DE VERDAD?

(Estudia Psicología del Éxito, el inigualable libro de desarrollo personal de Mario Luna)
LIBRO PSICOLOGÍA DEL ÉXITO, POR MARIO LUNA
Libro Psicología del Éxito: tu guía para la mejora integral, por Mario Luna

¡No te pierdas las publicaciones de Psicología del Éxito!

15 Comments

  1. Hola Mario, a la hora de profundizar en los estudios, ¿Es viable hacerlo incluso si tienes poco tiempo? En internet el contenido suele ser mucho más avanzado y complicado, ¿realmente es viable? ¿qué hacer si te atascas con algo que no sabes?

    Me gusta

  2. Lo malo es que me cuesta mucho estudiar con internet, porque me conozco y acabo procrastinando con cosas superfluas. El modo avión y la profundización a la hora de estudiar los tengo en conflicto. Y más encima cuando el tiempo corre. Si no has prevenido, ¿cómo puedes curar?

    Me gusta

      1. ¡Muchas gracias Mario! Solo me falta un último consejo que pedirte, te prometo que no te molesto más jajaja, ¿Qué hago si me atasco en ejercicios o conceptos relacionados con la ciencia? Muchas veces me quedo atascado en cosas de biología o problemas de química, e incluso buscando por internet me ha sido muy complicado hallar la respuesta adecuada , ya que muchas páginas explican las cosas a su manera, y es muy complicado de entender debido a su gran profundidad. De hecho, he llegado a consumir más tiempo y a estar más estresado aún.

        Me gusta

      2. Tómatelo con calma: no es un sprint, sino una carrera de fondo. Seguramente te estresas porque ciertos hábitos conductuales y mentales del pasado convirtieron ciertas asignaturas en “puntos débiles”.

        ¿No disfrutarías mucho más si, poco a poco, los reforzaras e hicieras de ellos tu punto fuerte? En lugar de estudiar esos temas de “ciencia dura” cuando llega el examen (donde se juntan las prisas con ese sentimiento de “vulnerabilidad” frente a la materia), ¿qué pasaría si los convirtieras en tu hobby y reforzaras lo que más te falla RELAJADAMENTE cuando no va a pillarte el toro?

        E insisto: no lo hagas tanto por aprobar como por disfrutar del proceso y mandar a paseo esa ansiedad de la que hablas.

        Me gusta

  3. Hola Mario permiteme felicitarte por el excelente trabajo que llevas realizando, me has ayudado mucho estos a/os. He cambiado mucho, estoy probándolo todo y te quería preguntar algo que considero importante… Ahora me estoy preparando para mi examen algo así como “selectividad” y realmente doy todo de mi estoy siendo NETO neto pero créeme que al empezar con esto me tome tan enserio que deje de lado las relaciones sociales tengo la suficiente autoestima para seguir estudiando día y noche y no dudar a la hora de las distracciones, trato de cultivar y pulir mis habito que me llevaran a la cima, es donde quiero estar, tengo una par de complejos superfluos (tengo gasolina). En momentos como ahora dudo un poco y busco un poco de inercia para seguir remando a mi meta. Claro claro es temporal por que luego pienso ir a por todas jajaja GRACIAS MARIO!! (al terminar de escribir por alguna razon termine motivadodote 🙂

    Me gusta

  4. Genial vídeo y genial artículo

    La corrupción de los políticos solo es un reflejo de la degeneración a la que ha llegado la sociedad. Siempre digo que muchos que critican la corrupción robarían como el que más, que todo es muy fácil y maravilloso desde sofá.

    La telebasura se emite porque hay gente que la ve y demanda ese contenido. Me hace gracia que se diga que es culpa de las marujas y señoras mayores. Pues GH, Hermano Mayor, Sálvame o cualquier programucho de esos son siempre TT (y twitter es usado principalmente por gente joven).
    Aunque hay una cosa que no se puede obviar, es que el poder también adoctrina a través de grandes medios como Internet o la tv.

    Creo que este vídeo debería ser puesto en vez de los absurdo debates de Izquierda vs derecha, que lo único que haces dividirnos y continuar con la lucha horizontal. La lucha tiene que ser vertical.

    Saludos y gracias maestro.

    Me gusta

  5. Mario, ante todo, Gracias. Tu trabajo es totalmente digno de admirar y aplaudir, me ha ayudado a mi y a muchos sobremanera. Concuerdo con el amigo Claudio también. El sistema ha adoctrinado a las masas, hipnotizándoles para seguir consumiendo basura, y desear hacerlo, para que de esa manera se repita el circulo. Tenemos grandes avances tecnológicos, pero mal utilizados en su mayoria. El reto es lograr interiorizar, realizar y transmitir eficientemente este mensaje de cambio, ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo rivalizar contra el gran monstruo sistema actual? Tu nos muestras una vía eficiente y un buen ejemplo con tu trabajo. Hemos vivido bajo un yugo y somos responsables de ello. Pero la conciencia esta cambiando, ¿Quién se imaginaba hace 50 años un “Psicología del éxito”? O un concepto de Ganador que incluyera dejar su entorno mejor de como lo encontró, un crecimiento integral y completo? Siempre me ha parecido una idea revolucionaria. Trabajos como este y muchos otros que también ecológicamente se están llevando a cabo inpiran y motivan a creer que el cambio está comenzando. Soy músico, vivo en Latinoamérica, en lo que pueda servir, con mucho gusto. Saludos cordiales Mario.

    Me gusta

Comparte tu opinión con Mario Luna

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s